Las gafas de…Elton John

Si os digo que me encanta el último disco de Reginal Kenneth Dwight lo más probable es que penséis que os estoy hablando de un artista nuevo o minoritario. Si os digo que bajo ese nombre tan formal se esconde la popular figura de Elton John la cosa cambia.

Nacido en el condado de Middlesex (Inglaterra), un 26 de marzo de 1947, Reginal estaba destinado a convertirse en una de las figuras musicales más importantes de todo el s. XX.

Con más de 50 discos a sus espaldas, más de 250 millones de álbumes vendidos (a los que hay que sumar sus más de 150 millones de singles) y en posesión de la canción más vendida de la historia (Candle in the Wind) nadie puede negar el éxito que este hombre en la industria musical.

Todo empezó cuando en 1958, con 11 años, cuando recibió una beca para estudiar en la Royal Academy of Music, ahí estaría hasta 1964, que dejaría la escuela para dedicarse a tocar en la escena local. Ahí haría sus primeros contactos, entre los que se incluyen el cantante Long John Baldry y el saxofonista Elton Dean, en honor a los cuales se pondría su nombre artístico, Elton John.

Junto al poeta Bernie Taupin cocinaría su primer gran éxito, titulado “Your song” (esa misma canción con la que Ewan McGregor nos pondría la piel de gallina 30 años después). Desde entonces la carrera del artistas se dispararía como si de un “rocket man” se tratase. Tan sólo un año después, en 1971, el artista tendría cuatro álbumes situados entre los diez primeros de EE.UU., algo que no sucedía desde los Beatles. A continuación colocaría 7 álbumes diferentes como el más vendido en las listas británicas en tan sólo cuatro años (entre 1972 y 1975).

Fue en ese mismo último año cuando escandalizaría al mundo declarándose bisexual, lo que demostraría casándose en 1984 con la ingeniera de sonido Renate Blauel y en 2005 con el director de cine David Furnish.

Los extravagantes vestuarios que usaba en la década de los 70 se han quedado grabados para siempre en la conciencia popular.

En la década de los ochenta Elton no dejaría de cosechar éxitos y realizar múltiples colaboraciones con decenas de artistas consagrados. Fue durante estos años cuando abandonó paulatinamente su imagen más excéntrica característica del Glam Rock para adoptar un estilismo notablemente más sobrio.

En 1991, en un concierto en Wimbledon, grabaría junto a George Michael el súper éxito “Don’t let the sun go down on me”, que sería la única canción en alcanzar el número 1 sin haber sido grabada en un estudio.

En 1994 Elton cosecharía otro gran éxito al ponerse al cargo de la banda sonora de “El Rey León” y recibir, no una, sino tres nominaciones al Oscar a mejor canción por “Can you feel the love tonight” (con la que se llevaría la estatuilla), “The circle of live” y “Hakuna Matata”. También ganaría un Grammy por este álbum, al que se sumaría el que honorífico que recibiría cuatro años después.

En 1997, con motivo de la muerte de su amiga personal Diana de Gales, grabaría de nuevo la canción “Candle in the wind”, que batiría todos los records al convertirse en el single más vendido de la historia.

Desde entonces Elton John ha sido más tímido a la hora de aparecer en los medios de comunicación, pero eso significa que haya dejado de trabajar. Sus dos espectáculos fijos en Las Vegas han sido todo un éxito, y además no ha parado de hacer giras (muchas de ellas benéficas).

El 25 de diciembre de 2010 tendría a su primer hijo (gestado mediante  vientre de alquiler) al que llamaría Zachary Jackson Levon Furnish-John, del cual es madrina la mismísima Lady Gaga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s